El Faro de Rota, la luz de la ciudad

Faro de Rota

No sé realmente en qué momento ni en qué lugar os comentaba mi admiración por los faros. Los considero monumentos a tener en cuenta, tanto por su valor e importancia, como por su componente histórico y a veces mágico. El que hoy nos ocupa quizás no sea tan mágico, pero sí que forma parte de la fisonomía de la ciudad de Rota desde hace más de cien años.

Se trata precisamente del Faro de Rota, situado frente al puerto de la localidad, casi sobre el recinto amurallado. A pesar de que el nuevo faro que podemos ver data de 1980, el primero de todos cumplió hace poco ya un siglo, l ser erigido en 1907, realizado por el ingeniero Francisco García de Sola. Con sus 28 metros de altura, seguro que muchos roteños lo consideran un símbolo de su ciudad.

Para llegar a él y verlo lo tenéis fácil, ya que desde el centro histórico de Rota tenéis que dirigiros al puerto deportivo. Allí lo tendréis, justo en la Puerta del Muelle. Porque es en el mismo arco donde se levanta el faro antiguo, el que sustituyeron al quedarse viejo con la ampliación del puerto.

A su lado construyeron en 1980 el nuevo, de 28 metros de altura, con su característica franja roja casi al llegar a la lámpara. Una pena que no nos dejen subir al faro nuevo, desde donde seguro que tendríamos unas vistas magníficas.

Lo curioso del caso es que, ya desde mediados del siglo XIX, existen referencias históricas de la construcción de un faro en la ciudad. Obras que se fueron demorando poco a poco por distintas razones. Incluso se suprimió en 1898, ante el temor de poder ser atacados en la guerra que España libró contra Estados Unidos.

Hoy en día seguro que el Faro de Rota es un lugar muy querido por los roteños. Tal vez mucho más por los pescadores que se adentran de madrugada en las aguas, que verán en la lejanía la luz del faro, la luz de Rota.

Foto Vía Panoramio

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Rota



Deja tu comentario