El Callejón de los Piratas en Cádiz

Callejon de los Piratas

El centro histórico de Cádiz es una de las joyas de esta ciudad. Una de tantas, porque perderse en Cádiz es encontrarse, es empezar en el Barrio de Santa María y salir al mar, entre aromas de pescaíto frito y duendes de carnaval, por el arco de la Caleta. Barrios de renombre, calles con sabor a sal y brisa marina, plazas de piedra amarillenta y faroles que se dan la mano a oscuras entre la niebla y el levante.

Resulta casi imposible escoger un único lugar para enamorarse en Cádiz. O enamorarse de ella, que al fin y al cabo es lo que le sucede a todo aquel que viene por estas tierras y estos mares. A mí ya el nombre me trae recuerdos de patios de vecinos y cantes por alegrías. Dejadme que hoy os descubra el Callejón de los Piratas, muy cerquita de la Iglesia de Santa Cruz.

El porqué de este nombre está muy claro. Hasta este rincón de la vieja Cádiz llegaron los piratas para esconderse quién sabe de qué. No le faltaron como véis piratas a Cádiz para guardar sus tesoros. O tal vez el propio tesoro fuera Cádiz, que es lo que pienso que sea más cierto. Lo que está claro es que hasta aquí vinieron estos bucaneros, a reunirse en la célebre Posada del Mesón.

Aunque a muchos os parezca una calle sin más, empedrada y antigua, el Callejón de los Piratas es una de las más conocidas de la ciudad. Pequeña y angosta, pero con encanto. Típica gaditana, con sus balcones y sus ventanas enrejadas, por algo está catalogada dentro del Patrimonio Histórico Andaluz. Nombres que a todo buen gaditano le trae recuerdos, los Piratas, el Mesón, el Balón, Callejón del Duende…

El nombre de Callejón de los Piratas se le dio definitivamente en 1979, a pesar de que los piratas ya hace siglos que dejaron de visitarla. No es muy difícil de encontrar, ya que se halla junto a la Plaza de la Catedral, nada más subir las escalinatas que veréis a la izquierda del primer templo gaditano. No la miréis como una simple callejuela más. Historia y romanticismo se dan la mano en ella para descubriros uno de los muchos secretos que guarda Cádiz, como si de un tesoro de piratas se tratara. Y en este caso no queda mejor dicho…

Foto Vía Patas de Loro

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Cadiz Capital



Deja tu comentario