Domingo de Ramos en la Semana Santa de Cádiz

Borriquita en Cadiz

Hoy queremos comenzar a hacer un pequeño recorrido por la Semana Santa de la provincia de Cádiz. En muchos lugares de nuestra provincia se vivirá la semana grande, la Semana de Pasión que lanza a la calle a miles y miles de fieles, y no tan fieles, que disfrutan con los momentos de emoción intensos que se viven en las calles de nuestras ciudades.

Comenzaremos recorriendo el Domingo de Ramos de una ciudad como Cádiz, e intentaremos dedicar cada día de esta Semana Santa a una ciudad distinta, para intentar no dejarnos en el tintero ninguna de las poblaciones que hacen de esta fiesta uno de los momentos grandes de nuestra fiesta.

Como todo buen Domingo de Ramos que se precie, Cádiz comienza su Semana de Pasión a lomos de la Borriquita, que viste de palmas las calles de la ciudad desde la Parroquia del Carmen. Al Señor de la Borriquita le sigue en su paso de palio María Santísima del Amparo, bella talla de mediados del siglo pasado, de la misma época que la imagen del Señor.

La Hermandad del Despojado es una de las hermandades más jóvenes de la Semana Santa gaditana, ya que se funda en el 2007, y su primera estación penitencial a la Catedral de Cádiz, desde su sede de la Iglesia de María Auxiliadora, se produjo el año pasado. La figura de Cristo representa a Jesús despojado de sus vestiduras antes de la crucifixión, mientras que la Dolorosa, que aún no procesiona, es la Virgen de la Concepción.

Desde la Iglesia de Santo Domingo sale a la calle cada Domingo de Ramos en Cádiz la Santa Cena, uno de los pasos más monumentales de la Semana Mayor gaditana. Procesiona esta hermandad desde 1970, aunque fuera fundada años antes. Con esta hermandad no procesiona Virgen, aunque en la Casa de Hermandad se rinde culto a una bellísima imagen de la Pura y Limpia Madre de Dios.

De ahí nos vamos hasta la Parroquia de San Lorenzo, desde la que saldrán a la calle el Domingo de Ramos gaditano el Señor de las Penas y la Virgen de la Caridad, Señor prendido y abandonado por sus discípulos, seguido de la Dolorosa. Ambas tallas son recientes, de la década de los ochenta.

La última de las cofradías que hace estación penitencial a la catedral gaditana es la Hermandad de Humildad y Paciencia, una de las más antiguas de la ciudad. Lo hace desde la Parroquia de San Agustín, con el paso de misterio de un Cristo sedente, realizado en 1638, y la Virgen de la Amargura, una talla que data de 1967. Da gusto ver los enseres que exhibe esta hermandad, uno de los más completos de toda la Semana Santa gaditana.

Domingo de Ramos de auténtico lujo el que podemos vivir en las calles de Cádiz. No hay mejor excusa que la Semana Santa para visitar Cádiz.

Foto Vía María Benítez Montero

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Cadiz Capital, Fiestas



Deja tu comentario