La Torre del Puerco, centinela de Chiclana

Torre del Puerco

La ciudad de Chiclana de la Frontera se ha convertido en los últimos años en uno de los grandes referentes turísticos de la provincia. Grandes cadenas hoteleras se han levantado aquí, sobre todo en la zona de Sancti Petri. Aún recuerdo este lugar, cuando las playas chiclaneras no estaban todavía copadas por miles de turistas llegados allende otras fronteras.

Por aquella época, en los largos paseos por la playa, concretamente en la Playa de la Barrosa, me gustaba acercarme hasta la Loma del Puerco. Allí, testigo de cientos de años se levantan los restos de la Torre del Puerco, centinela de la playa, de Chiclana, y de la cercana Conil.

Ya os hemos hablado en más de una ocasión de la gran cantidad de torres vigías que ocupaban la costa gaditana en la Edad Media. La zona que ocupa el Estrecho de Gibraltar, Conil, Barbate y la propia Chiclana, contaban con muchas de estas torres de vigilancia, lugares desde donde defender la bahía de los posibles ataques de los piratas que siempre merodeaban la zona.

De una torre a otra, y a través de señales de humo, se iban avisando unas a las otras, de la inminente llegada y presencia de piratas u otras embarcaciones. Precisamente, la Torre del Puerco de Chiclana, pegadita a la Playa de la Barrosa, era una de aquellas torres vigías. Desgraciadamente, con el paso del tiempo, fueron cayendo en desuso, y hoy sólo quedan como un leve resplandor de piedra, testigos de un pasado que quedó en el olvido.

Muchas veces me ha dado rabia porque la gente pasa cerca de esta torre, y realmente no conocen la historia ni la importancia de este monumento. Esta torre, como casi todas las torres vigía de la época, es de forma cilíndrica, y mide en total unos ocho metros. A pesar de su estado, ha sido restaurada recientemente, ya que mostraba algunas pintadas lastimosas.

Resulta maravilloso ver la torre desde la lejanía, allí ondeando, como una bandera de piedra sobre el montículo de arena. Aún recuerdo cuántas tardes me habré sentado junto a ella para contemplar cómo se derramaba el sol sobre las aguas en un interminable maquillaje de naranjas y atradeceres. Afortunadamente ahí sigue, la Torre del Puerco, una de las torres vigías de Chiclana.

Foto Vía Jrobles

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Chiclana



Deja tu comentario