Hacienda el Santiscal en Arcos de la Frontera

Hacienda el Santiscal

Hace poco he tenido la oportunidad de estar practicando uno de mis deportes favoritos, el turismo rural. Creo que no hay nada mejor como llegar a un lugar rodeado de naturaleza y buen ambiente, y simplemente, disfrutar. Disfrutar respirando el aire puro, paseando plácidamente, sintiendo el frescor de las noches de verano en alguna pequeña plazita de un pueblo de la sierra.

Precisamente estuve en la Sierra de Grazalema, y me alojé en la Hacienda El Santiscal, un casa protegida, que data del siglo XV, cerca de Arcos de la Frontera, en pleno corazón de la Ruta de los Pueblos Blancos, y rodeado de la Reserva de la Biosfera de Grazalema. Todo un lujo que quiero compartir con vosotros.

El propio nombre de esta casa exquisitamente restaurada del siglo XV nos evoca un sentido de romance y aventura, tan profundos como por el propio Siglo de Oro español. Porque esta casa tiene su propia historia, casi leyenda. Hubo una vez un caballero llamado Juan de Armario. En 1485, cuando Ronda estaba sitiada por los musulmanes, fue el primero en entrar en una mina donde se guardaban los suministros para poder seguir resistiendo el sitio. Sin embargo, murió en la empresa.

Como recompensa por su valentía, el rey le concedió a los hijos del caballero cinco fincas a los pies de la Sierra del Santiscal, donde más tarde se construyó esta residencia familiar de la Hacienda del Santiscal. Este hermoso edificio fortificado presenta, gracias entonces a su ubicación, unas magníficas vistas. Yo las disfruté por mí mismo, y me encantaría que vosotros también.

El hotel es muy tranquilo. Dispone de doce habitaciones, siete dobles, tres suites junior y dos suites con salón chimenea o terraza privada. Todas las habitaciones disponen de aire acondicionado con mando a distancia, calefacción, televisión y baño totalmente equipado.

Como os decimos, el hotel ocupa un edificio histórico protegido del siglo XV, por lo que las habitaciones son peculiares. Algunas de ellas tienen techos con vigas de madera o ladrillo. Todas están decoradas con un estilo sencillo, pero muy elegante y acogedor.

Además el hotel incluye comedor, sala de lectura con chimenea, jardines, piscina, terrazas, acceso directo al lago de Arcos, patio central de estilo andaluz, y todo ello rodeado de un paisaje maravilloso, con campos de trigo, girasoles y olivares.

Así que no lo dudéis, la Hacienda el Santiscal es un lugar estupendo para pasar un fin de semana. Los rigores del calor se pueden paliar con la piscina, ideal para aquellos que, incluso en verano, gusten de la mayor de las tranquilidades.

PARA RESERVAR:

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Hoteles de Cadiz



Deja tu comentario