Vacaciones de verano en Barbate

Verano en Barbate

Barbate es otro de esos destinos que, a buen seguro, muchos de vosotros vais a elegir para pasar el verano. Personalmente, es un lugar que me encanta porque, a pesar de que en los últimos años se ha venido llenando de turistas, sigue siendo un rincón acogedor, donde disfrutar de esa Costa de la Luz que tanto cautiva y hace que muchos visitantes repitan destino cada año.

Una de las principales atracciones de verano de Barbate son, cómo no, sus playas de fina arena dorada que, junto con un sol brillante, os puede hacer pasar unos días inolvidables en la zona. Resalto mi encanto por esta zona, ya que, en cualquier momento podemos descubrir muchas calas casi vírgenes y secretas, donde se puede sentir plenamente la tranquilidad de esta parte de la costa. Además, la mayoría de estas playas están llenas de terrazas y chiringuitos para hacerla mucho más agradable.

A muchos turistas les he llegado a oír decir que Barbate puede ser una de las mejores playas de Europa. Las aguas están muy limpias y de un color precioso. Detrás de las dunas de arena no hay aún muchas construcciones. El paisaje es precioso, con acantilados y una vegetación abundante. Además, la noche en Barbate completará un mágico día de verano.

Además, a unos kilómetros de lo que es el pueblo en sí, las playas son ideales para los amantes del surf. Las olas son un poco más altas, aunque la corriente no es muy fuerte. De todas formas, en verano esta zona cuenta con socorristas, servicios de limpieza, alquiler de sombrillas, hamacas, y lugares acotados para la práctica del surf y la vela.

Además de la vela, otro de los atractivos de verano de Barbate es el Parque Natural de la Breña y las Marismas de Barbate. Se halla entre Barbate y Caños de Meca, y sus 3130 hectáreas combinan acantilados, rocas, playa y pinares. Este parque natural sirve de refugio a muchas aves, además de una vegetación compuesta sobre todo por pinos.

El Pinar de Barbate se caracteriza por bellos bosques de pinos, con romero, endrino y palmas, además de afloramientos rocosos y acantilados. Dos acantilados muy impresionantes son la Torre del Tajo y los Caños de Meca, con alturas casi superiores a los 100 metros. Se trata de un área protegida, debido a la diversidad de ecosistemas en la roca y en alta mar.

Estos acantilados están llenos de grietas y rincones, lugares seguros para las aves, como las garzas, los cernícalos y halcones peregrinos. El cercano puerto de Barbate es otro lugar bonito para visitar, sobre todo para ver cómo llegan los barcos pesqueros cargados con el atún rojo, un producto típico de la zona, muy exquisito.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Barbate



Deja tu comentario