El Dolmen del Gigante en El Gastor

Dolmen del Gigante

Hoy seguimos en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema. Concretamente nos vamos hasta uno de los monumentos más significativos de este pulmón verde de la provincia, aunque, de todas formas, no resulta muy conocido. Se trata del Dolmen del Gigante, en la localidad de El Gastor, en la montaña del Algarín, justo entre el embalse de Zahara / El Gastor.

Al igual que muchos otros dólmenes, éste se halla situado en un lugar con unas vistas espectaculares, cerca del pequeño cortijo abandonado del Charcón. En los inicios de la prehistoria en Europa, los cadáveres se colocaban sentados en lugares remotos, pero en algún momento del cuarto milenio antes de Cristo, se tomó la costumbre de enterrar a los muertos en construcciones fúnebres o en cuevas de grandes losas de piedra, conocidas como tumbas megalíticas.

Estas construcciones también se conocen como dólmenes, cámaras de piedra cubiertas con un túmulo. Numerosos cuerpos se podían introducir en el interior, tal vez los de toda una familia, un pueblo o una comunidad. Junto a ellos se colocaban herramientas, joyas y objetos de cerámica. Los dólmenes consisten en una galería con paredes ligeramente inclinadas hacia la entrada. Por lo general, siempre suele haber varios dólmenes en la zona.

Para visitar precisamente este Dolmen del Gigante, hay que acercarnos hasta el pueblo de El Gastor, a través de la carretera que lleva de Ronda a Jerez de la Frontera. Justo de antes de desviarnos hasta El Gastor, nos aparece una carretera secundaria, que no está muy bien señalizada, ojo. A su lado hay una pequeña gasolinera, y a la izquierda una fuente.

Interior del Dolmen del Gigante

De allí debemos tomar una carretera que sube hacia arriba, señalizada como los Algarrobales. Esta carretera nos llevará por encima de El Gastor, a través de un bosque de pinos. Justo después de algunas construcciones, habrá un giro a la derecha, para tomar la señalizacion Dólmen de El Charcón. Es una carretera muy empinada, por lo que, si no os atrevéis a entrar en ella con el coche, lo podéis dejar aparcado, y andar desde aquí, ya que el Dólmen se halla a un kilómetro y medio.

Siguiendo por esta carretera llegaremos a un terreno cubierto de zarzas. Más adelante, una zona de álamos nos lleva ya hasta el cortijo abandonado. En este momento ya deberíamos ver un paseo de piedras, que conduce a una gran encina. Si vamos hacia el este de la encina, daremos con un acantilado y unas vistas maravillosas. La zona está rodeada de matorral mediterráneo. Si tenéis suerte, podéis ver incluso algún buitre leonado sobrevolando el área.

El Dolmen del Gigante tiene una antiguedad de 6000 años, y aunque sigue enterrado en la parte exterior de los costados, el interior del corredor es claro y visible. Varias de las grandes losas del techo se han mantenido en su posición original. El corredor tiene 9 metros de largo, y un máximo de 2 metros de altura. Cuando se descubrió por primera vez en 1970, se encontraron cabezas de hachas, flechas y restos de cerámicae n su interior.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: El Gastor



Deja tu comentario