El Castillo de San Marcos en El Puerto

 Castillo de San Marcos

Hoy nos vamos a El Puerto de Santa María, uno de esos rincones que, dentro de poquito, con la llegada del verano, veremos lleno de gente, De todas maneras, El Puerto siempre ha sido un lugar muy agradable para estar y pasear sea cual sea la época del año. De hecho, ya os hemos hablado en artículos anteriores de paseos, excursiones, de hoteles en El Puerto de Santa María, de restaurantes… Lugares de interés tiene muchos, pero hoy nos queremos detener en uno histórico y de gran belleza, el Castillo de San Marcos.

Y es que el Castillo de San Marcos es uno de los más representativos de la ciudad. Sus torres y almenas, como soportando el peso del cielo de El Puerto, constituyen una silueta inconfundible, y probablemente una de las imágenes más antiguas de la ciudad. Su evolución ha ido de la mano con el desarrollo urbano local, llegando a convertirse en un edificio emblemático durante diferentes épocas. De modo que, lo que vemos hoy, es producto de varias transformaciones desde su construcción, alrededor del siglo X.

Originalmente se trataba de una antigua mezquita, el edificio más importante del pueblo musulmán de Al-Qanatif. El templo musulmán fue erigido con materiales probablemente procedentes de un templo romano de la época. Tiene tres naves, divididas en cuatro fases: el patio o sahn, el minarete o torre, y el muro principal o muro de la qibla, en cuyo centro se abrió el mihrab. Tanto el muro de la qibla como el mihrab se conservan aún, junto con una vieja inscripción de esta época en una de las entradas.

La segunda etapa del edificio pertenece, junto con su transformación en un santuario cristiano, a mediados del siglo XIII, y se vincula con la conquista castellana de la zona por Alfonso X entre los años 1257 y 1260. La conquista de esta zona y este castillo tienen un lugar universal en las famosas Cantigas de Alfonso X el Sabio, sobre todo en la 328, en la que se menciona la reconstrucción del santuario, que concluyó en torno a 1270.

Algunos años más tarde, el castillo volvió a sufrir nuevas modificaciones. Posiblemente, en 1272 entró en él la Orden de Santa María de España. Se le conoce como Castillo de San Marcos desde el siglo XIV-XV. En los primeros años de la ocupación castellana, el castillo se transformó pronto en un centro de peregrinación. Hoy en día aparece con su robusta fachada, demostrando su realeza y su altura, henchido de orgullo por llevar en sus muros la verdadera historia de esta ciudad.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Puerto de Santa Maria



Deja tu comentario