Primavera en Cádiz, un estallido de sensaciones

Sierra de Grazalema

¿Habéis tenido la oportunidad de deteneros algún momento en los paisajes primaverales de algún rincón de nuestra geografía?. Dicen que la primavera la sangre altera. Yo creo que no sólo la sangre. A la vista está que los paisajes, los campos y la naturaleza que nos rodean se engalana con sus mejores trajes para sentarse cara a cara con la preciada estación que nos ocupa.

La provincia de Cádiz en primavera no es menos. El manto marrón oscuro que nos envuelve desde otoño se convierte en un abanico de color, en donde el verde, el blanco y el amarillo son los colores más predominantes. La provincia de Cádiz es un estallido de flores, gracias a la tremenda diversidad que presenta. Los amantes de la naturaleza y los bellos paisajes, aquellos que buscáis hermosas fotografías estáis de enhorabuena aquí.

En la Sierra de Grazalema tendremos la oportunidad de admirar el pinsapar, mientras que en la Sierra del Pinar aparece alegre y dicharachero el pinsapo. En el Parque Natural de los Alcornocales se halla, como su nombre indica, el alcornoque, en uno de los bosques más extensos del mundo en esta especie, y el más grande de España.

Pero la primavera no sólo colorea los grandes bosques de la provincia de Cádiz. El olor también es un elemento característico, sobre todo gracias al hinojo, o a las preciosas orquídeas. Otra de las atracciones de la primavera gaditana la protagonizan los pinos piñoneros, y bajo su sombra, el manto amarillo y blanco de las margaritas. Menos colorista y llamativa es la zona de la marisma.

Pero Cádiz es una explosión de luz y color que debéis visitar en esta época del año. Recorrer sus campos en flor, sentir el aroma intenso de la Sierra de Grazalema, el leve ronroneo de los pájaros que cruzan los extensos bosques. La primavera, como dice el refrán, la sangre altera. Pero en nuestra provincia es más que eso. Sólo queda comprobarlo.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Parques Naturales



Deja tu comentario