Historia de Tarifa, rincon de Cadiz

Tarifa

Algunos piensa que la historia de Tarifa se remonta a la época musulmana, pero nada más lejos de la realidad. Sólo hace falta acercarse a ver las pinturas de las más de cincuenta cuevas y otros restos arqueológicos encontrados en los alrededores para suponer que el hombre pobló esta zona posiblemente hace más de 20.000 años.

Pero la verdadera historia de la ciudad comienza con las primeras llegadas de los íberos, los fenicios, los griegos y los cartagineses, grandes comerciantes todos ellos, que vieron este lugar y su situación geográfica un punto fundamental y un hábitat privilegiado. Más tarde llegaron los romanos, que fundaron la ciudad de Julia Traducía.

Pero el nombre de Tarifa proviene, esta vez sí, de los musulmanes. Es bien sabido que procede concretamente del caudillo bereber Tarif inb Malluk, quien la conquistó en el 710. Un año más tarde sería Tarik ben Zeyad el que desembarcó en sus playas para iniciar la conquista de España que duraría más de siete siglos.

Tarifa perteneció al Islam durante 562 años. En 1292, Sancho IV el Bravo la conquistó para los cristianos. La defensa de la ciudad la dejó a resguardo de Alonso Pérez de Guzmán. Cuenta la historia que, dos años más tarde de la reconquista cristiana, los musulmanes cercaron de nuevo Tarifa. Los árabes tomaron prisionero al hijo de Alonso Pérez, y éste, antes que entregar la plaza, prefirió que degollaran a su hijo. Este hecho sigue estando en medio de historias y leyendas, y por ello recibió el nombre de Guzmán el Bueno.

No fue hasta 1340 cuando, tras la victoria de Alfonso XI en la Batalla del Salado, Tarifa pudo vivir en tranquilidad. De todas maneras, su situación geográfica le hizo siempre estar en el punto de mira de los piratas berberiscos, o bien como punto clave para muchas contiendas, como por ejemplo la Guerra de la Independencia.

Desde entonces, Tarifa ha ido creciendo como una ciudad dedicada en un principio a la agricultura, la ganadería y la pesca. Hoy el turismo es una de sus principales fuentes económicas, además de la energía eólica, con la que se aprovecha el fuerte y famoso viento que sopla en este rincón de la provincia.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Historia de cadiz, Tarifa



Deja tu comentario