Bornos, la blancura del embalse

Bornos

Hoy detenemos nuestro catálogo de viajes por Cádiz en la bella localidad de Bornos, ubicada a orillas del embalse del mismo nombre. Bornos cuenta con poco más de 8000 habitantes, y como decimos, conforma una bella estampa con el embalse siempre colgando de su horizonte. Un pueblo blanco, como todos los que conforman esta Ruta de los Pueblos Blancos que tanto nos gusta recorrer por la provincia. Con sus casas encaladas, muy tradicionales, y un gusto exquisito de sus gentes por la hospitalidad y el agrado.

Cuentan que Bornos surgió, al igual que la vecina localidad de Espera, a raíz de la destrucción de la antigua ciudad íbera de Carissa Aurelia. Fueron precisamente los árabes los que la destruyeron para trasladarse hasta aquí. Los fugitivos de la ciudad destruida se reunieron al pie de un torreón que, con el paso del tiempo, llegaría a convertirse en el Castillo Palacio de Fontanar, uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad.

Hoy la visita a este castillo palacio se complementa con la presencia de unos deliciosos jardines obra de Fadrique Enríquez de Ribera, primer marqués de Tarifa, quien construyó el antiguo castillo siguiendo y copiando los antiguos modelos italianos renacentistas, que el propio Fadrique había descubierto en sus viajes a Tierra Santa.

Como antes os decíamos, una de las peculiaridades de Bornos es su blancura. El sol de mediodía se desparrama como un pájaro dorado sobre las casas que, junto al azul del embalse, forman una preciosa amalgama de colores. Del bello conjunto de casas sobresale la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán, que data del siglo XV. A pesar de todo, ha sufrido muchas modificaciones desde ese tiempo, y quizás apenas podamos contemplar el gótico inicial en el que fue construida.

De su interior vamos a destacar su retablo principal, del siglo XVIII, en donde tenemos que detenernos en el curioso y a la vez imponente Cristo del Capítulo, imagen que fue realizada en América, seguramente en México, con pasta de maíz.

Otra visita inexcusable en Bornos es al Convento del Corpus Christi, que fue ocupado por las monjas clarisas desde 1597 a 1973.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Bornos



Deja tu comentario