La Catedral de San Salvador en Jerez

Catedral de Jerez

Vamos a acercarnos hoy a Jerez, que lleva haciendo unos días muy buenos, y eso que entró hace poco el invierno, y nos vamos a detener en la Catedral, un magnífico templo que se sitúa en lo que se conoce como el Arroyo. Precisamente será ahí donde nos situemos, en alguno de los bares que están al pie de la escalinata que da acceso al templo. Antes de la visita, para hacer fuerzas, nos tonamos una copita de vino y unas tapitas, y veréis lo bien que nos entra la arquitectura luego por los ojos.

Sentados ya con la copita en la mano podemos tener una imagen colosal de este templo de San Salvador, erigido como Catedral en 1980 por el Papa Juan Pablo II, y por la torre o minarete que se halla a la derecha de nuestra mirada. Y es que en el lugar en el que se encuentra la catedral se levantaba antiguamente la mezquita musulmana.

La vista desde aquí es incluso mejor que la que podemos tener desde la misma base del templo. Pero vamos a subir la escalinata, y atravesaremos una de las puertas laterales, que será seguramente la que esté abierta, concretamente la del lateral izquierdo. Así pasaremos al interior, que consta de cinco naves. Realmente este interior ha sufrido muchas modificaciones durante el siglo XX, sobre todo en lo que es el altar mayor y alguna de sus capillas.

De estas capillas tenéis que acercaros a la de las Ánimas, que consta de un bellísimo retablo y un crucificado del siglo XVII, además de la Virgen del Socorro, copatrona de Jerez, y el Cristo de la Viga, un impresionante crucifijo que a mí siempre me ha impresionado sobremanera, que data de 1532. Este Crucificado y la Virgen procesionan el lunes santo en la Semana Santa jerezana. La recogida es uno de los momentos más interesantes de la semana, cuando la escalinata frente a la Catedral se ilumina con bengalas mientras el paso del Cristo asciende hasta el templo.

Si tenéis la ocasión, acercaros a la biblioteca de la Catedral. Más que por la cantidad de sus fondos, destaca en especial por la colección de cartas del Cardenal Cisneros dirigidas a su secretario y el Missale Maioricense, un precioso códice realizado en Venecia en 1506. Del tesoro de la Catedral os destaco dos piezas, la Inmaculada de la escuela de Murillo, y la joya del templo, la Virgen Niña de Zurbarán.

Podéis salir por el lateral opuesto al que entrastéis, y tomar la cuesta de la Encarnación hacia arriba, camino de la Alameda Vieja, un parque en el que se halla el Alcázar de la ciudad. Desde allí tendréis la mejor vista de la parte superior de la Catedral, admirando sus torres y esculturas. Y ya de paso, visitar la fortaleza, otro de los puntos interesantes de la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Jerez de la Frontera



Deja tu comentario