El Parque Natural de Grazalema

Parque Natural de Grazalema

Lo primero que os recomiendo, que el que avisa dicen que no es traidor (aunque esto ya, con los tiempos que corren, habría que verlo) es que si os decidís como yo a visitar el maravilloso Parque Natural de Grazalema en estas fechas, lo hagáis con buena ropa de abrigo ya que, no es que os vayáis a congelar ni a pasarlo mal, pero hace su fresquito.

Este impresionante macizo se halla rodeado por las sierras de Algodonales al norte, la sierra de los Llanos de Jerez al oeste, la serranía de Ronda al este y las sierras de arenisca del Aljibe al sur, dentro ya del Parque Natural de los Alcornocales.

Dentro de ella, la que os recomiendo visitar primero es el Parque del Pinar, en el frente norte del parque, justo ente los pueblos de Grazalema y Benamahoma. Con sus siete kilómetros de extensión, nos muestra unas maravillosas vistas de sus picos de San Cristóbal, que da sombra a Grazalema, el del Torreón, la mayor altura de Cádiz, o el Pico del Águila.

Esta zona es la que mayor cantidad de lluvia recibe de toda España. Esta cantidad de agua es lo que hace peculiar el paisaje que nos rodea, ya que sirve no sólo para la flora sino para la formación de grutas y cascadas. Entre ellas no dejéis de ver la Garganta de la Selva y la de la Verde, con sus impresionantes paredes. Si puede ser, acercaros a ella entre los mases de enero y junio, cuando tiene lugar el período de nidificación y cría de buitres.

Entre la flora predominan las encinas, los acebuches, los algarrobos y los quejigos. Pero sin duda, la gran estrella del parque es el pinsapo, un árbol mediterráneo que sólo se desarrolla en altitudes superiores a los mil metros. Aquí en Grazalema es uno de los pocos lugares en Europa donde podemos verlo, todo un lujo. Si queréis visitar el pinsapar tenéis antes que pedir una autorización en la oficina situada en el pueblo de El Bosque.

La fauna de este parque natural está formada por buitres leonados, una de las mayores colonias de España, alimoches, azores, halcones peregrinos, así como águilas reales, perdiceras y culebreras. También se suele dar la cabra montesa, los ciervos y los corzos.

El Parque Natural de Grazalema es un lugar perfecto para hacer senderismo, practicar la escalada, la espeleología o el ala delta. Además, los aficionados a las pinturas rupestres debéis acercaros a la Cueva de la Pileta.

Para más información podéis acercaros al Centro de Recepción de Visitantes, que se halla en el pueblo de El Bosque, en la Avenida de la Diputación, o bien llamar al teléfono 956 72 70 29.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Parques Naturales



Deja tu comentario