La Plaza de San Juan de Dios en Cádiz

Plaza de San Juan de Dios

En mis años de estudiante en Cádiz pude comprobar que la ciudad tiene algunas plazas famosas en medio mundo. Una de ellas, muy cerquita de la Catedral, recibiendo el saludo de las olas cerca del muelle, se encuentra la Plaza de San Juan de Dios. Fijaros si está tan cerca el muelle que, antiguamente, se trataba de un arenal sobre el que batían las olas del Atlántico, que llegaban hasta las mismas puertas de los edificios.

Luego llegó incluso a tener murallas, que se derribaron en 1907, y ha tenido varios nombres, como Corredera de las Águilas, Corredera a secas, Plaza Real, Plaza de Armas, Misericordia, Isabel II, Cantabria, Pueblo Nuevo e incluso República, quedándose al fin con la de San Juan de Dios cuando los Hermanos de esta Orden se instalaron en ella.

Pero la Plaza de San Juan de Dios ha llegado a ser mercado, ha celebrado corridas de toros, y sobre todo, ha visto correr sobre su suelo la historia viva de la ciudad. Su aspecto actual comenzó a construirse en 1873, bajo las directrices del histórico alcalde Fermín Salvochea, y no se concluyó hasta 1929.

Hoy es una de las plazas con más vida de Cádiz, casi peatonal, con bancos y abundantes restaurantes y marisquerías, todos con espléndidas terrazas. Es una plaza muy amplia, luminosa. Dos de sus edificaciones más importantes son la iglesia del Hospital de San Juan de Dios y el Ayuntamiento.

La iglesia data de 1688, y llegó a ejercer de catedral durante los años en los que la principal, tras un ataque anglo-holandés, estuvo bajo reformas. En el siglo XIX se reformó su fachada exterior , con una portada neoclásica y una torre. Nos quedamos mejor con el interior, de estilo barroco. Aunque un poco oscura, vemos un hermoso retablo mayor de 1688, presidido por la Virgen del Buen Suceso del siglo XVIII.

A mí del interior de esta iglesia siempre me ha llamado enormemente la atención el crucificado del Cristo de la Misericordia, una impresionante talla del siglo XVIII. Para entrar en el hospital tenemos que hacerlo a la vuelta, por la calle de San Juan de Dios. Allí nos quedamos con su hermoso patio, del que me encanta su escalera adornada con zócalos de azulejos holandeses del XVIII, y la pequeña capilla rococó del interior, con pinturas y espejos.

El otro gran edificio de esta plaza es el Ayuntamiento, trasladado aquí en el siglo XVI desde el interior de la ciudadela medieval. La construcción actual data de finales del XVIII. Realmente es de una gran belleza, diría que incluso de porte solemne. Tras una parte central sostenida con cuatro columnas, se erige un torreón con un primer cuerpo de planta cuadrada y un segundo octogonal con un gracioso templete y una cúpula semiesférica. En la base de la torre, a un lado y otro se hallan las estatuas de los patronos de la ciudad.

Otro bello edificio de esta plaza es la casa de los Pazos de Miranda, concretamente la que se halla en el número 11. Data de 1795, y consta de cinco plantas, rematadas con una preciosa azotea balaustrada con jarrones.

Si deseáis visitar esta plaza, realmente no tiene pérdida. Está a dos minutos de la estación de tren, muy cerquita también de la estación de autobuses, y en coche se sitúa tras las Puertas de Tierra, nada más cruzar la amplia avenida de la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Cadiz Capital



Deja tu comentario