El Parque Natural del Estrecho

Parque Natural del Estrecho

Creado en el 2003, el Parque Natural del Estrecho es el área protegida más meridional de Europa. Se compone de un largo tramo de costa que abarca casi 19.000 hectáreas, englobando el Cabo de Gracia al oeste, cerca de Bolonia, y Punta Carnero al este, al sur de Algeciras. Dentro de este marco se incluye la Duna de Bolonia y el Área Natural de la Playa de los Lances.

El Parque tiene la curiosidad de estar bañado por dos mares distintos: en el lado occidental del parque se halla el Océano Atlántico, y al oeste el Mediterráneo. La zona marítima del parque es excepcional por su biodiversidad, con más de 1900 especies de flora y fauna marina registradas.

Además cuenta con una amplia variedad de hábitats, un total de 18 dunas de arena móviles, bosques de roble y bancos de arena sumergidos. Esta costa es famosa por sus fuertes vientos, con el Levante, viento del este, y el Poniente, viento del oeste, por lo que el windsurf tiene aquí un lugar privilegiado. Estos vientos, sin embargo, también da lugar a que algunos días resulte imposible estar en la playa, debido al constante castigo de arena.

Su ubicación en el Estrecho también nos ofrece un magnífico espacio para la observación de aves, ya que nos encontramos en la principal ruta migratoria entre África y Europa.

La Roca de Gibraltar al fondo

Los largos tramos de playas de arenas muy finas al oeste de Tarifa, con el área protegida de la Playa de los Lances y la de Valdevaqueros, son fácilmente accesibles, aunque en ocasiones, hay que tener cuidado transitar por ellos, debido a las piedras.

El parque tiene muchos e importantes rincones arqueológicos. El más importante de todos ellos es la ciudad romana de Baelo Claudia, del siglo II a.C. Además, hay alrededor de 30 cuevas en el parque, muchas de ellas con pinturas rupestres, así como varias torres defensivas a lo largo de la costa. La posición del parque, en una zona de fuertes vientos y corrientes, significa que haya importantes restos arqueológicos de naufragios.

El extremo sur de Europa, y a sólo 10 kilómetros de África, es la Punta de Tarifa. A su alrededor crece una riquísima vida marina en la que se recogen, por ejemplo, 29 tipos distintos de esponjas. Las fuertes corrientes en esta parte del Estrecho hace prácticamente intransitable el lugar, incluso para los más experimentados buceadores.

Lo mejor para llegar a este parque natural es tomar la carretera N-340, que atraviesa directamente la zona. Desde ella podemos acceder a cualquier parte del recinto, ya sea de la costa o del interior.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Parques Naturales



Deja tu comentario