La Reserva Natural de la Laguna de Medina

Laguna de Medina

La Laguna de Medina es la reserva natural más importante de la Bahía de Cádiz. Al igual que las demás lagunas de la provincia, como las de Chiclana, Espera, Puerto Real, Puerto de Santa María y las lagunas de La Cantera y el Tejón, el agua dulce de la Laguna de Medina es un espacio importante para la hibernación de diversas aves acuáticas.

La laguna cubre una superficie de 121 hectáreas, y 254 hectáreas más de especies protegidas. En tiempos de sequía, en ocasiones, la laguna se seca casi completamente. La laguna está rodeada de una extensa área de mimbre y junco, mientras que en el noroeste se halla un precioso espacio de tamarisco.

Alrededor de la laguna también podemos encontrar matorrales con lentisco y palmas enanas, intercaladas con plantaciones de cereales. La reserva tiene además muchas orquídeas y flores silvestres en primavera.

El invierno es un muy buen momento para visitar la laguna, sobre todo porque hay una gran cantidad de bandadas de aves acuáticas, incluyendo algunas especies raras de pato. Son muy populares las zancudas, sobre todo en los tiempos de la migración y a finales de verano en los años secos, cuando disminuyen los niveles de agua. También hay muchas mariposas y libélulas, así como mangostas en la zona de matorrales.

La Laguna de Medina se halla a unos 15 kilómetros de Jerez de la Frontera. Hay que tomar la carretera A-381, que va de Jerez a Medina Sidonia. La laguna se halla a unos 10 kilómetros, en una salida a la izquierda. No os preocupéis porque está muy bien señalizada, además de contar con un aparcamiento.

Alrededor de la laguna se puede seguir un sendero señalizado en la zona sur de la reserva. La parte norte de la laguna es de propiedad privada y no está abierta al público.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Parques Naturales



Deja tu comentario