Ubrique, la historia viva de un pueblo blanco

Vista de Ubrique

Ubrique es un pintoresco pueblo de la Ruta de los Pueblos Blancos situado en las montañas de la serranía de Ronda. No sólo es un lugar bonito y muy tranquilo, sino que cuenta con una larga e interesante historia que se extiende a lo largo de muchos siglos. Este es un pueblo que sigue siendo fiel a su pasado histórico.

Los primeros asentamientos humanos de los que tenemos noticia en Ubrique datan del Paleolítico, aunque existe una creencia generalizada de que incluso pudo llegar a ser antes. También hay pruebas de presencia íbera y pre-romana, así como que llegara a ser un pequeño centro comercial con la antigua Gadir fenicia.

En época romana la ciudad se denominó Oppidum. Su asentamiento en la serranía servía como atalaya para estar al tanto de todo lo que sucedía alrededor. No se sabe mucho de la Ubrique visigoda, a pesar de que su importancia es repetida reiteradamente debido a su posición estratégica. Prueba de esta importancia fue la construcción de numerosas torres que mandaron hacer los árabes en esta zona.

Y es que esta zona fue tomada por los árabes que trajeron una prosperidad desconocida hasta entonces. Fue durante este tiempo cuando se plantaron en sus valles árboles frutales que se mantuvieron sin demasiados cambios hasta 1970.

Las tropas castellanas llegaron aquí, por otra parte, en el siglo XIII para tratar de recuperar estas tierras para los cristianos. Sin embargo, no sería hasta 1485 cuando, al mando de Ponce de León, las tropas hispanas ocuparon la zona y expulsaron a los musulmanes.

Ubrique

Después de la expulsión de la población árabe, Ubrique se ocupó con gente castellana, convirtiéndose más tarde en parte del dominio de los Duques de Medina Sidonia. El gran terremoto de 1755 dejó sus secuelas en la ciudad. La mayoría de los monumentos e iglesias se vieron en la necesidad de ser reconstruidos.

Pasaron los años, y en el siglo XIX la población se estimaba en torno a los 5000 habitantes, que se vieron incrementados con la llegada de emigrantes del sur de Italia. Estos emigrantes trajeron hasta aquí, además, la industria del cuero, una de las más importantes de las que se conoce hoy en día en la provincia.

Los ubriqueños lucharon valientemente contra la ocupación francesa de Napoleón, allá por los primeros años del siglo XIX, y muchos de sus nombres son aún recordados por los historiadores locales. Sin embargo, buena parte de la arquitectura de la época fue quemada, junto con los archivos que databan del siglo XV.

Durante el siglo XX, el comercio del cuero siguió aumentando en importancia, convirtiéndose en la razón de ser de la población. Gracias a este noble arte, la ciudad de Ubrique es conocida internacionalmente en el mundo entero.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Ubrique



Deja tu comentario