Sanlucar de Barrameda, el Barrio Alto

Castillo de Santiago

En artículos anteriores os hablábamos del Barrio Bajo de Sanlúcar de Barrameda. Hoy le toca el turno a la zona alta de la localidad, que visitaremos a partir de la Plaza de San Roque y la calle Bretones. Allí se halla la plaza de abastos, uno de los lugares más tradicionales y populares de la ciudad, con gran bullicio durante las mañanas, y lugar aconsejable para comprar los exquisitos langostinos de Sanlúcar.

Al final de esta calle en pendiente, se hallan las Covachas. Así se conoce a la bellísima portada del siglo XV del que se cree antigua fachada de los Guzmán. A la derecha de la calle, en la Cuesta de Belén, veréis el Convento de la Merced, hoy auditorio. Los frailes vivieron aquí hasta 1837.

La Sanlúcar del Barrio Alto es más íntima y tranquila que la que dejamos en la zona baja. Al lado del convento mercedario se halla el Palacio de Orléans-Borbón, hoy Ayuntamiento de la ciudad. Un edificio que se erigió en el siglo XIX que debe mucho al Alcázar de Sevilla. Las calles de los alrededores son quizás, a mi gusto, las más bellas de Sanlúcar. En ellas se pueden ver preciosas casas de los siglos XVII y XVIII, así como preciosos patios de estilo andaluz.

En la Plaza de los Condes de Niebla se sitúa el Palacio Ducal de Medina Sidonia, del siglo XII, levantado sobre el antiguo alcázar musulmán. La fachada es preciosa, de color blanco. Hoy acoge la Fundación de Casa de Medina Sidonia, que acoge un importante archivo ducal. La Plaza de los Condes de Niebla fue el primitivo centro de la ciudad cristiana.

Interior del Palacio Ducal de Medina Sidonia

En ella también se encuentra la Cárcel Real, actual Conservatorio de Música, y sobre todo, la Iglesia de Nuestra Señora de la O, el templo más bello de Sanlúcar y el más rico en obras de arte. Está declarado Monumento Histórico Artístico desde 1931.

La calle Luis Eguilaz lleva al Castillo de Santiago, construido por Enrique Pérez de Guzmán, segundo duque de Medina Sidonia en el último cuarto del siglo XV. Significó una de las piezas más importantes en el control del tráfico naval por el Guadalquivir. Un poco más adelante veréis el Convento de San Diego, dependencias hoy ocupadas por un centro de salud.

En la esquina de la calle Jerez con San Agustín se halla la Iglesia de San Miguel, donde se situaba la antigua puerta de Jerez, perteneciente a la muralla vieja. Cerca de aquí, en la calle Descalzas, está el Convento de las Carmelitas Descalzas, de 1675, con tres patios y un bellísimo jardín. El precioso altar mayor lo preside una imagen de la Virgen del Carmen. Pero la imagen más curiosa de la iglesia es la que se denomina Dormición de la Virgen, rodeada de graciosos angelitos sobre leves pedestales.

Bajando por la misma calle Descalzas se llega a la Puerta de Rota, la única que queda de las varias con las que contó la muralla medieval. Aquí se halla uno de los rincones que más me gusta de Sanlúcar, el que forma la Cuesta de la Caridad, un breve cruce de caminos en cuya cima se alza la Basílica menor de Nuestra Señora de la Caridad, de 1610.

El conjunto de la iglesia lo preside la Virgen de la Caridad, patrona de la localidad desde 1618, aunque la imagen data de finales del siglo XVI.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Sanlucar de Barrameda



Deja tu comentario