Zahara de la Sierra y Zahara de los Atunes

Zahara de la Sierra

Dos pueblecitos de la provincia de Cádiz llevan el mismo nombre, que no los mismos apellidos. Zahara de la Sierra y Zahara de los Atunes comparten no sólo la denominación. El blanco de sus casas y la belleza paisajística hacen de estos rincones gaditanos uno de los más turísticos. Una de ellas por sus playas, y la otra por el colorido de su sierra, pero las dos a la vez, enclaves perfectos para todo buen turista que se precie. Os las descubrimos brevemente para que las conozcáis y os deis un paseo por ellas.

Zahara de la Sierra se halla enmarcada en la Ruta de los Pueblos Blancos, en las faldas de la Sierra del Jaral. Desde allí, un amplio y bello paisaje cae a través de los pies de la población. Con poco más de 1500 habitantes, tras la conquista árabe se convirtió en una de las plazas más importantes de la zona, sobre todo gracias a su posición estratégica en la sierra rondeña. No sería conquistada por la cristiandad hasta 1483, por Rodrigo Ponce de León, duque de Arcos. Hasta 1970 se denominaba como Zahara de los Membrillos.

Zahara de la Sierra duerme en la ladera de la Sierra del Jaral. Vigilándola desde la altura, se alza el castillo, una fortaleza del siglo XII, de la que sólo se mantiene en pie la torre del homenaje. Su centro histórico fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1983, y no es para menos. La disposición del terreno sobre el que se asienta Zahara, hacen que las callejuelas y plazas se hallen como en cascada. Numerosas fuentes se observan en todas las plazas del pueblo.

La blancura de las casas, encaladas como es común de los Pueblos Blancos, es la nota característica de la población. Estas casas, algunas de los siglos XVI y XVII aparecen escalonadas, casi unas sobre otras, dándole a Zahara una vista maravillosa, tanto desde la altura del castillo, como desde la base del Jaral. En la plaza principal de Zahara se levanta la Iglesia de Santa María de la Mesa, del siglo XVIII, construido sobre la antigua ermita de San Francisco. Es preciosa la cúpula del templo.

Para visitar Zahara de la Sierra os recomendamos el Corpus Christi, variable entre mayo y junio, en el cual el pueblo celebra la Reconquista. El pueblo se adorna completamente. Las calles y las casas se llenan de flores y arbustos, sobre los que cuelgan mantones y colchas bordadas. Del 20 al 23 de agosto tiene lugar la Feria y el 28 de octubre el día de los patronos San Simón y San Judas. En estas fiestas, o en cualquier día del año, podéis degustar el cocido con tagarninas, las sopas hervías con espárragos, y los quemones, una especie de salmorejo.

Playa de los Alemanes

Playa de los Alemanes

Zahara de los Atunes es un antiguo pueblo marinero dedicado en exclusiva a la almadraba. Cuenta con unas playas que, a modo personal, os podemos decir que son fantásticas. Además de esto, el propio pueblo es precioso. Tiene una gran animación, sobre todo en verano, y en la parte alta ofrece las vistas de su castillo, construido por los duques de Medina Sidonia para guardar concretamente los pertrechos de la almadraba y para su residencia durante las temporadas de pesca. Visitad también la Iglesia del Carmen, construida sobre el que fuera el depósito de la sal para la conservación de los atunes.

De las playas de Zahara podríamos dedicarle un buen espacio. Abiertas al Atlántico, sus aguas son limpísimas, y a pesar de la cercanía al Estrecho, no presentan mucho oleaje. Hay lugares encantadores, y además poco conocidos, por lo que la afluencia de turistas no es masiva. Es la zona militar, en la carretera de Barbate.

Al otro lado de la población, en lo que se conoce como la Bahía de Plata, se levanta un promontorio rocoso. Lo que parece simplemente una elevación del terreno, esconde tras ella la preciosa Playa de los Alemanes, rematada al otro lado por el Faro-Fortaleza de Camarinal. Es quizás de las mejores playas de la provincia, blanquísima, y con un paisaje precioso. Pero, si queréis una playa virgen, lejos de cualquier asentamiento humano, y rodeada de una belleza que os impactará, acercaros a la Playa de los Poetas.

Particularmente, es la playa que más me gusta de toda la provincia de Cádiz. Se desciende hasta ella a través de una enorme duna. Realmente, es una playa tan desconocida, que no aparece ni en los mapas de la provincia. Sólo los lugareños la conocen. Preguntad por ella en Zahara, aunque quizás algunos no sepan ni que se llame de los Poetas. Indicad que se encuentra tras el promontorio rocoso. No tiene pérdida, y os encantará

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Pueblos de Cadiz, Zahara de la Sierra, Zahara de los Atunes



Deja tu comentario