El Parque Natural de la Breña

Acantilado del Parque Natural de la Breñ

Acantilado del Parque Natural de la Breña

El Parque Natural de la Breña se sitúa entre las localidades de Vejer de la Frontera y Barbate. Sin duda es uno de los lugares más paradisíacos de la costa andaluza. Su imponente belleza está formada por numerosos acantilados, la mayoría de ellos de casi 100 metros de altura, una enorme vegetación de flora y fauna, y un paisaje de playas inigualable. Aguas cristalinas, fina arena y pequeñas calas que hacen de este lugar uno de los más visitados por nuestros turistas.

También la historia forma parte del Parque. En los siglos XV y XVI, dado lo estratégico de su emplazamiento, cerca del Estrecho de Gibraltar y paso continuado de grandes barcos, se construyeron las torres vigía del Tajo y de Meca. Desde allí se avisaba a la población la posible llegaba de tropas invasoras o piratas que acudiera a saquear esta zona de la franja gaditana. Podréis subir a ellas y contemplar las mejores vistas del lugar, con la pared de acantilados suspendida en el horizonte.

Varias son las rutas que podemos hacer en esta zona. Hoy os vamos a llevar por una de ellas, la que se denomina como Sendero de los Acantilados, una pequeña caminata que podemos realizar en una mañana. Este recorrido une las playas de Yerbabuena en Barbate con los conocidos Caños de Meca. Siempre seguiremos la línea que nos marca el Tajo de Barbate, el mayor acantilado del Parque Natural. Si queréis, podéis iniciar el recorrido con un refrescante baño en la playa de Yerbabuena, aunque, ojo, el agua está bastante fría incluso en verano.

Desde la playa seguiremos el sendero delimitado que nos lleva a la cima de la Torre del Tajo, donde las vistas de la costa y el Estrecho son francamente preciosas. La figura del acantilado, casi siempre vertical, nos figura nuestro camino. Numerosas especies se muestran en la vegetación, fundamentalmente barrón y azucenas de mar, muy propias del litoral gaditano. Desde el acantilado observaremos uno de los detalles por los que se conoce a la playa Caños de Meca. De la piedra del acantilado surgen caños de agua debido a los acuíferos subterráneos que existen.

Playa de Caños de Meca

Playa de Caños de Meca

Junto a los caños surgen numerosas pajareras. Muchas especies de aves han escogido las paredes del acantilado para hacer allí sus nidos. Si tenemos suerte, desde la altura del acantilado podemos observar el vuelo de las garcillas bueyeras, gaviotas patiamarillas, garcetas, grajillas y estorninos negros. A veces, en la lejanía, si el día está claro, nos acompañará la silueta de las costas africanas.

Cuando el sendero comienza a descender, ya cercanos a la playa de Caños de Meca, varía un poco la vegetación, pasándose a pinos, lentiscos, zarzas, madroños, hiedras y durillos. Según podemos ver en las señalizaciones del camino, este tipo de vegetación necesita de un asentamiento mucho mucho más húmedo, con lo que nos resulta extraño poder apreciarlas aquí. Una vez que llegamos a Caños de Meca se nos abre la extensión de la playa, una de las más bonitas y turísticas de la provincia.

Además de por este recorrido, os recomendamos esta zona porque en ella, amén del senderismo, existen muchas posibilidades de disfrute. Las playas, el buen ambiente de la zona, la práctica de deportes acuáticos como el surf o el submarinismo, o simplemente el pasar un día de playa en una de las mejores zonas de la provincia, hacen de este lugar un perfecto enclave para vuestras vacaciones.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Ocio en Cadiz, Parques Naturales



Deja tu comentario