Fiestas Patronales de San Laureano en Bornos

Vista de Bornos

Vista de Bornos

En 1649 toda la Península Ibérica se vio sometida al azote de la peste. Cada día, cientos de personas morían en las diferentes ciudades, y nada parecía detener lo que todos consideraban como un castigo divino. En la provincia de Cádiz, una de las localidades que se vieron ultrajadas con este mal fue el pueblo de Bornos. Sólo en un día, concretamente el 24 de junio de aquel año, se contabilizaron 50 muertos entre la población. Dado el escaso número de habitantes con el que contaban, todo hacía indicar que el pueblo desaparecería por completo.

La población rogaba insistentemente el auxilio divino. Visitaban con frecuencia las iglesias populares de la ciudad para implorar al cielo. Cuenta la leyenda popular que los monjes del Convento de San Jerónimo decidieron sacar a la calle la imagen del Santo Cristo del Capítulo. Durante todo un día llevaron en procesión y sobre andas al Cristo, pasando por todas las casas de la villa, visitando enfermos y transmitiendo alivio y esperanza.

Y según dejó constancia el fray Pedro Mariscal, prior de la orden: “El otro día que fue cuatro de julio no murió persona alguna… A partir de este día se vio total alivio, por eso juró la villa guardarlo, votando por su patrón a San Laureano, arzobispo de Sevilla, que aquel día se celebra”. Desde entonces, la peste pareció desaparecer de la población. Ya no hubo más muertes a consecuencia de la misma.

Es por eso que, desde ese día, los habitantes de Bornos celebran el primer fin de semana de julio sus fiestas patronales dedicadas en honor a San Laureano, por el favor concedido a la ciudad. La imagen del santo recorre la localidad, a través de las mismas calles que, casi 400 años antes, recorriera el Cristo del Capítulo para salvar a los bornenses.

Toro de Cuerda en Bornos

Toro de Cuerda en Bornos

Al margen de esta celebración religiosa, el primer domingo de julio tiene lugar en la Avenida de San Jerónimo de Bornos la suelta del tradicional Toro de Cuerda, fiesta que, como ya hemos visto en otros artículos, suele ser muy representativa de la zona de la serranía gaditana. Principalmente, los jóvenes de la ciudad buscan al toro, llevado por un vecino con una cuerda, ofreciendo un espectáculo de riesgo y diversión.

El primero de los toros se suelta a las doce de la mañana y el segundo a las tres de la tarde. Además, todo el pueblo se engalana para vivir estos días de fiesta, con concursos gastronómicos, veladas populares, mercadillos y un sinfín de actividades para pasar un fin de semana alegre y festivo en la pequeña localidad.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Bornos, Fiestas



Comentarios (2)

  1. Fran dice:

    Perdona la insdiscrecion… tan solamente quiero saber… porque llamas a el toro de bornos… toro de cuerda????????? desde cuando bornos goza de ese…. nombre en su particular suelta del toro de bornos
    y te digo esto….porque… creo que… no deverias de llamarlo asin… puesto que en bornos… el toro ni lleva maroma ni nada por el estilo…
    Con esto quiero decirte que no confundas lo que al final del festejo se hace con cada toro para una ves meterlo en el cajon… que no es otra cosa que … echarle un lazo con una maroma para poder facilitar la entrada al cajon… puesto que si no fuera por eso seria practicamente imposible.

    Creo que deberias de restificar este articulo….
    Gracias.

  2. Andrés dice:

    El toro de Bornos se llama tradicionalmente “toro de cuerda” porque antiguamente era así como se llevaba a cabo la suelta. Por los años 80 se quitó la maroma de la tradición. Pero se llama “toro de cuerda” porque siempre fue la suelta con las cuerdas por las calles. Ya lo sabes. No hace falta rectificar nada, está muy bien escrito. Saludos.

Deja tu comentario