Excursion marina en el Estrecho de Gibraltar

Excursionistas preparados para ver cetáceos

Excursionistas preparados para ver cetáceos

Una de las excursiones más llamativas e impactantes que podemos hacer en la provincia de Cádiz es ir a ver, en el Estrecho de Gibraltar, a los cetáceos y animales marinos que viven en esta zona. El Estrecho de Gibraltar es el nexo de unión entre el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo. Tiene una extensión total de 60 kilómetros de largo y 44 de ancho, entre el Peñón de Gibraltar y la Punta Almina, ya en Ceuta.

Las corrientes marinas que fluyen por el Estrecho, a consecuencia de los vientos de Levante y de Poniente, provoca que se den cita en determinadas zonas distintas especies de cetáceos. En el centro del Estrecho es donde avistaremos las especies de calderón común y delfín mular, así como cachalotes. Esta zona es la parte más profunda del paso, llegando a alcanzar hasta 900 metros de profundidad.

En la parte más occidental, coincidiendo con las aguas menos profundas, nos encontraremos con el grupo de las orcas, exactamente donde en los meses de julio y agosto tiene lugar la tradicional pesca del atún rojo tan característico de la zona. En la zona norte del Estrecho veremos a los rorcuales, en aguas poco profundas, de apenas 100 metros. Cerca ya de la costa aparecen los delfines, incluso dentro de la propia bahía de Algeciras.

Hay algunas especies que lograremos ver durante todo el año, como el calderón común, el delfín listado, el delfín mular y el delfín común. Pero hay otras especies denominadas migratorias que sólo son avistadas en determinadas épocas del año, como el cachalote, la orca y el rorcual común.

Rorcuales en el Estrecho

Rorcuales en el Estrecho

El cachalote es avistado sobre todo en mayo, junio y julio. Las orcas aparecen por el Estrecho durante los meses de julio y agosto, siguiendo la migración de atunes que son, en definitiva, su alimento principal. El rorcual común se deja ver en los meses de mayo y junio en su navegación hacia el Océano Atlántico.

Realmente, la experiencia de subir a un barco y realizar una excursión por el Estrecho de Gibraltar para ver a estos cetáceos es algo único. Las compañías turísticas que se dedican a esta actividad recomiendan siempre mucho respeto a los animales y utilizar cámaras fotográficas sin flash. Tampoco, evidentemente, se pueden arrojar cosas al mar ni darles de comer a los animales.

La duración de una de estas excursiones oscila entre las 2 horas y media y las 3 horas. El precio suele ser de 30 euros para los adultos, y 20 euros los niños entre 4 y 14 años, Principalmente las salidas se hacen o bien en la mañana o bien en la tarde en la temporada que va de abril a octubre, cuando las posibilidades de avistamiento son hasta del 90 por ciento.

Sin duda, una excursión única y original que os hará disfrutar.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Ocio en Cadiz



Deja tu comentario