Qué ver y hacer en Vejer de la Frontera

Vejer de la Frontera

Un reguero de casas blancas se vislumbra en lo alto de una colina. Desde esta altura se divisa una bella panorámica, un pequeño resumen de la provincia de Cádiz: costa y montaña. Vejer de la Frontera es uno de los pueblos más bonitos de Andalucía. Uno de esos rincones que ha sabido mantener sus costumbres y el aspecto tradicional y medieval de sus pequeñas callejuelas.

Su nombre procede de la Bexer musulmana, de la que aún quedan algunos vestigios y, especialmente, el trazado de sus calles y casas. No en vano permaneció durante casi cinco siglos en manos árabes, hasta que en 1285 es reconquistada por Sancho IV, pasando a ser señorío de Guzmán el Bueno, fundadores del ducado de Medina Sidonia.

En la actualidad Vejer es uno de esos lugares a los que se viene para pasar un fin de semana de turismo rural entre otras cosas. Además, por su situación geográfica, a solo ocho kilómetros de la costa, su historia, sus fiestas y su gastronomía es en enclave de gran interés. Pasear por sus calles, subiendo y bajando cuestas, y disfrutar de sus vistas es algo que no debemos perdernos.

VISITAS EN VEJER

– Centro Histórico

En 1976 el casco viejo de Vejer fue declarado Conjunto Histórico Artístico. Calles recoletas y empinadas, casas encaladas, murallas, torres, arcos musulmanes… El recorrido por este enclave del pueblo es sinónimo de belleza tradicional y popular. Se debe dejar el coche en el Parque de Los Remedios, y desde allí acceder el recinto. También podemos seguir la Corredora, una larga calle que bordea el casco antiguo amurallado y que sirve de mirador a los alrededores.

– Castillo de Vejer

Declarado Monumento Nacional en 1931, está situado en la parte alta del pueblo. Fue construido por los musulmanes entre los siglos X y XI, aunque sería más tarde reformado casi por completo por el duque de Medina Sidonia en el XIV y XV. De planta rectangular, cuenta con tres torreones y una puerta de acceso del siglo XI. A través de esta puerta podemos pasar al patio principal y el patio de armas. La entrada al mismo es gratuita.

– Iglesia del Divino Salvador

Situada en la parte más alta del pueblo, concretamente en la Plazuela del Padre Ángel, comenzó a construirse en el siglo XVI sobre la antigua mezquita y su estilo arquitectónico dominante es el mudéjar, con muchos detalles góticos. Tiene aspecto de vieja fortaleza y destaca especialmente por su fachada principal, la torre y el chapitel de azulejos sevillanos, y algunas obras de arte del interior. Lleva este nombre por ser el 6 de agosto, fiesta del Divino Salvador, el día que los cristianos toman Vejer.

– Iglesia de la Merced

Antiguo convento mercedario, fundado por los duques de Medina Sidonia, que se construyó en Vejer a mediados del siglo XVII. Tuvo que ser rehabilitado el siglo siguiente por los destrozos del Terremoto de 1773. Tiene una sola nave de planta rectangular, y en su portada puede verse el relieve de una cobijada, una mujer con un tradicional atuendo andalusí. En ella hay que destacar además su pequeño claustro, adosado precisamente a la iglesia.

Vejer desde el castillo

– Casa del Marqués de Tamarón

Esta casa-palacio fue construida en el siglo XVIII por Don Juan Bartolomé del Santísimo Ahumada, perteneciente a una de las familias más nobles de Vejer. A principios del XIX la adquiere Francisco de Arrafán y Valdés, suegro del Marqués de Tamarón, de ahí su nombre. Es uno de los edificios más hermosos del pueblo, una casa solariega en la que destacan la portada y sus pilastras toscanas. En la actualidad es la sede de la Casa de la Cultura.

– Plaza de España

El pequeño corazón social de este pueblo es la Plaza de España, no demasiado grande pero que siempre suele estar llena de gente. Cuenta a su alrededor con bares, restaurantes, terrazas, hoteles y hostales, y destaca especialmente por la fuente de azulejos sevillanos que tiene en el centro. Rodeada también de palmeras, también se la conoce como la Plaza de los Pescaítos, por los peces de colores de la misma fuente.

– Arco de la Segur

El recinto amurallado de Vejer tenía cuatro puertas originales. La primera de ellas era precisamente este arco del siglo X, que lleva el nombre del hacha o segur de mármol que aparece incrustada en el muro junto a un escudo de la familia Mendoza. Todo el arco y la puerta fueron reconstruidos en el siglo XV por los Reyes Católicos, y en su lado izquierdo puede verse un trozo de la antigua muralla y a la derecha los muros de la Iglesia del Divino Salvador.

– Arco de Sancho IV

Este arco es otra de las puertas originales con las que contaba Vejer. Se sitúa muy cerca de la Iglesia de la Merced y fue construido en el siglo X (aunque fue muy restaurado en 1973). Lleva el nombre del monarca que reconquistó definitivamente la ciudad para los cristianos en 1285. En la parte superior, junto a las almenas, puede verse un escudo nobiliario, y tras atravesar el arco se llega hasta la Casa del Mayorazgo, palacio barroco del siglo XVIII.

– Otras visitas

Si lo mejor de Vejer es pasear por su centro histórico, también podemos hacer otras visitas. Entre ellas hay que citar el antiguo Convento de San Francisco, hoy transformado en hotel, así como el Arco de la Villa o la Iglesia del Convento de la Concepción. En los alrededores, a cinco kilómetros, debemos acercarnos hasta el Santuario de Nuestra Señora de la Oliva, en cuyo interior se halla la Virgen del mismo nombre, patrona de Vejer. A nueve kilómetros tenemos la preciosa Playa del Palmar.

DIVERSIÓN EN VEJER

Vejer es un pueblo tranquilo y agradable. Su ambiente nocturno se centra especialmente con la llegada del buen tiempo, cuando los bares, restaurantes y terrazas se llenan de gente. Por el centro histórico encontramos pequeños pubs para tomar una copa o bailar, aunque si queremos más marcha hay que irse a los alrededores o hasta El Palmar, donde hay muchos más locales de ocio y chiringuitos, o las discotecas de la carretera Conil-Caños de Meca. Una zona de playa que se llena de ambiente sobre todo en verano.

FIESTAS EN VEJER

El calendario festivo en Vejer se inicia en febrero con la celebración del carnaval, aunque uno de los principales eventos se da con la Semana Santa. Las calles y callejuelas del pueblo son idóneas para el transcurrir de los pasos. Cientos de personas se agolpan también en el centro histórico el Domingo de Resurrección con el Toro del Embolao, con la suelta de dos toros. En abril se celebra la feria, y a primeros de mayo la Romería de la Virgen de la Oliva.

Ya en junio, la noche del 23 al 24, tiene lugar la tradicional quema de los Juanillos y las Juanillas. La patrona de Vejer tiene asimismo una nueva celebración, en la segunda semana de agosto, con la Velada de Nuestra Señora de la Oliva. Durante esos días la imagen es traída al pueblo desde su ermita.

PARA SABER MÁS SOBRE EL MUNICIPIO

Foto 1 Vía Diez Razones
Foto 2 Vía World 66

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pueblos de Cadiz, Vejer de la Frontera



Deja tu comentario