Los toros y el Domingo de Resurrección

Toro del Aleluya, Arcos de la Frontera

Sé que hay muchos que estáis en contra de este tipo de tradiciones, es más, a mí personalmente no me gustan, pero hay mucha gente a la que sí le gusta y que esperan con ganas, año tras año, que llegue el Domingo de Resurrección y que los toros vuelvan a las calles de su pueblo.

Es tradición en varias localidades de la provincia de Cádiz celebrar el día de la Resurrección del Señor, el último de la Semana Santa, con la suelta de toros en las calles. Y es costumbre que los pueblos en los que se celebra reciban multitud de visitas de gente de fuera, lo que viene bien para los comerciantes y hosteleros locales.

La más famosa de estas fiestas es el Toro del Aleluya, de Arcos de la Frontera, que el año pasado llegó a congregar a 30 mil personas en las calles, y no fue precisamente de los mejores años en cuanto a público. Con más de 200 años de historia, es tradición que se suelten dos toros, a diferentes horas, en un recinto que está completamente vallado y cercado, y que los bares saquen sus barras a la calle para disfrutar del buen ambiente.

En la localidad de Paterna de Rivera también se celebra la fiesta del Toro del Aleluya, aunque tiene una diferencia con respecto a la de Arcos de la Frontera. Y es que en la localidad jandeña el primer toro que se suelta se hace de madrugada.

El Toro Embolao de Los Barrios es otra de las fiestas con mayor número de seguidores del Domingo de Resurrección. Durante el domingo se sueltan hasta tres astados, y varias vaquillas entre uno y otro, pero la fiesta verdaderamente comienza el sábado por la noche, con la celebración de una verbena.

Otras localidades donde se celebran fiestas con toros en la calle ese día son Vejer de la Frontera, también llamada fiesta del Toro Embolao, y la pedanía grazalemeña de Benamahoma, en la que la fiesta se llama Toro de la Cuerda.

Foto Vía La Voz Digital

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Fiestas, Pueblos de Cadiz



Deja tu comentario