El tocino de cielo, un dulce de Jerez

Tocinos de cielo

Ahora que la ciudad de Jerez de la Frontera anda inmersa en plenas Fiestas de la Vendimia, voy a aprovechar y contaros una de esas historias que uno oye desde niño relacionada con el vino y que, sea verdad o sólo sea una leyenda, es una buena curiosidad que contar entre amigos.

Hablamos de gastronomía pues y hablamos de los tocinos de cielo. Imagino que los conoces, y que incluso los habrás probado. Son un dulce que se elaboran fundamentalmente con dos ingredientes, azúcar y yema de huevo, que al caramelizarse obtiene ese color. Y cuenta la historia que los primeros tocinos de cielo se hicieron en Jerez de la Frontera.

Dicen que fueron las monjas del Convento del Espíritu Santo, junto a las Bodegas Domecq, las que harían por primera vez este manjar allá por el siglo XIV. En aquella época, la industria del vino ya estaba fuertemente arraigada en la ciudad, y uno de los métodos habituales era aclarar el vino usando clara de huevo.

Así pues, después de este proceso sobraba un montón de yema huevo, y no se les ocurrió otra cosa que entregársela a las monjas del convento cercano, que ya por entonces tenían fama por su buen hacer con la repostería, quienes finalmente crearían este postre. Este origen religioso también valdría para explicar el nombre del mismo.

Se diría por tanto que este postre es propio de Jerez de la Frontera, pero es bastante fácil de encontrar en muchos puntos de España, y muy buenos por cierto. Sí que hay que señalar que tienen mucho arraigo en Andalucía, pero también es muy popular en la comunidad de Murcia, Castilla y León y Asturias. Y no me extrañaría nada que hubiera historias similares en estas tierras para explicar la creación de este manjar.

Así que, ya que visitas Jerez de la Frontera, no estaría de más probar los tocinos de cielo de aquí, y para ello, puedes acudir a pastelerías ya conocidas y añejas como La Rosa de Oro o Los Reyes, que se encuentran en el centro histórico de la ciudad.

Foto Vía TV Cocina

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomía, Jerez de la Frontera



Deja tu comentario