La Bella Escondida, otra torre mirador de Cádiz

La Bella Escondida

Imagino que ya sabéis que en Cádiz existían y existen más de 100 torres miradores. Estas torres no tenían una función defensiva, sino comercial, pues aquí se vigilaba y se controlaba la llegada de los barcos desde las Indias, portando no sólo bienes sino también el futuro de muchas casas de comercio, a las peligrosas aguas de la Bahía.

Como estas torres están construidas en las mismas casas, y debido a la estrechez de las calles del casco antiguo de Cádiz, muchas de ellas no se ven a primera vista. Por esa misma razón, y por su belleza, el periodista gaditano Bartolomé Llompart bautizó a la torre de la que vamos a hablar hoy como la Bella Escondida.

Esta torre, levantada junto al edificio en el que se encuentra durante el siglo XVIII, es la única en la ciudad de Cádiz en tener planta octogonal. Por eso, los orígenes sobre su construcción son realmente una incógnita.

La casa del número 13 de la calle José del Toro, actualmente en propiedad del decorador sevillano
Manuel Morales de Jódar desde 2003, responde al arquetipo de casa típica de comerciantes marítimos. Fueron promotores de la burguesía los que probablemente levantaron este inmueble, que ya ha sufrido varias reformas a lo largo de la historia.

Mucho más original en su estado se conserva la Bella Escondida. Mantiene su estilo barroco y su decoración, sobrecargada de columnas y pilastras y con clara influencia mudéjar, lo que la hace aún más apreciada. Es por eso que se está tramitando su calificación como Bien de Interés Cultural.

Si quieres conocer esta Bella Escondida, puedes acercarte al edificio de la calle José del Toro, pues es visible desde algunas terrazas cercanas. La mejor opción por supuesto, es subir a la Torre Tavira, el mirador más conocido de la hermosa ciudad gaditana.

Foto Vía Diario de Cádiz

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Cadiz Capital



Deja tu comentario