Viaje a Cádiz, guía de turismo

Cadiz

Cádiz, la preciosa Tacita de Plata, salada claridad de los poetas, cuna de las libertades y de los vientos de Levante y de Poniente. La ciudad de Cádiz es una de las joyas más encantadoras del sur de España. Y no sólo lo decimos por su inigualable belleza, su ubicación geográfica, casi como una isla entre el mar y el sol que corretea en su horizonte, sino también por la amabilidad de sus gentes, su gracia, su fina ironía y su humor tan característico.

Cádiz es ese rincón en el que nos sentiremos seguros de contemplar arte e historia. Leyendas e historias milenarias cruzan cada tarde el casco antiguo de la ciudad. El reflejo amarillento de los faroles de las esquinas, y el repiqueteo constante del mar a nuestras espaldas. Cádiz es esa perla engarzada en el Atlántico, el refugio de comerciantes y hasta piratas, la ciudad que vio nacer, allá por 1812, la primera Constitución española.

No debéis perderos Cádiz. Plaza de las Flores, calles de San Francisco y Rosario, callejones del Tinte y barrios de la Viña y Santa María, playas de la Caleta y la Victoria. Un recorrido inigualable por el mismo camino que, hace tres mil años, descubrieron los fenicios. Cádiz es el centro del sol en la provincia. ¿Quedamos en Cádiz?.

– VISITAS EN CÁDIZ

Vamos a comenzar nuestra visita en la Plaza de San Juan de Dios. Aquí se halla el Ayuntamiento, y a nuestras espaldas, el Barrio de Santa María, barrio gitano y flamenco por antonomasia en la ciudad. Junto al edificio neoclásico del Ayuntamiento se halla el Hospital de San Juan de Dios, y un poco más al este, casi ya en la Cuesta de las Calesas que nos lleva a Puerta Tierra, se alza el Convento de Santo Domingo, del que os destaco en especial el altar mayor.

Como os decía, la Cuesta de las Calesas nos lleva hasta las Puertas de Tierra, construidas en 1775, y que marcan el acceso original al recinto amurallado de la ciudad. Cuántas historias y batallas han visto estos muros… Desde Puertas de Tierra tenemos que buscar el paseo del Campo del Sur, particularmente uno de los que más me gustan de toda la ciudad.

A un lado el mar, y al otro Cádiz, a un lado la inmensidad del Atlántico, y al otro la belleza casi oriental de las torres de la Catedral de Cádiz. Veréis tanto la catedral nueva como la vieja, la actual Iglesia de Santa Cruz, que data del siglo XIII. A su lado, la Catedral Nueva, que se abre en la Plaza Pío XII. No se culminaría la construcción de este templo hasta 1838, aunque la primera piedra se colocara en 1722. Os recomendaría visitar cada punto de ella con detenimiento, y en especial la cripta, donde se hallan los restos del compositor gaditano, Manuel de Falla.

Más información: la Catedral nueva de Cádiz

Vamos desde allí a adentrarnos por la calle Compañía, para llegar en un casi oscuro pasadizo muy concurrido de gente a todas horas, hasta la Plaza de las Flores que, como su nombre indica, se viste de color y de flores. En ella se halla el Mercado de Abastos, y, de sus callejones llegamos hasta el popular Barrio de la Viña, barrio de pescadores con su inconfundible y célebre playa de la Caleta.

En la Caleta contemplamos los castillos de Santa Catalina y San Sebastián, así como el precioso y blanco Balneario de la Palma y del Real. Callejeamos por el Barrio de la Viña, con sus calles estrechas, con rancio sabor marinero y carnavalero, hasta llegar al Oratorio de San Felipe Neri, escenario de las Cortes de 1812. Este templo muestra en su retablo mayor una preciosa Inmaculada de Murillo. A su lado se halla el Museo de las Cortes de Cádiz.

Más información: el Oratorio de san Felipe Neri

Vamos a buscar desde aquí la cercana calle Ancha, que nos conduce hasta la Plaza de San Antonio, abierta  y tremendamente soleada y luminosa. En esta plaza destaca el conjunto de la Iglesia de San Antonio, del siglo XVIII. A pocos pasos de alli, la Plaza Mina, donde se halla la casa natal de Falla y el Museo de Cádiz. Desde allí sólo nos queda acercarnos hasta la Alameda Apodaca, y contemplar de nuevo el mar, ese lienzo azul que rodea Cádiz y que siempre, en todo momento, saldrá a nuestro encuentro.

– VIDA NOCTURNA

La juventud se concentra en la Plaza Mina, para luego, en la madrugada, acercarse hasta la zona de la Punta de San Felipe, donde los bares y sobre todo las discotecas cierran a las siete de la mañana. Los que aún son jóvenes, pero un poco más, tienden a cambiar la Plaza Mina por la Plaza San Francisco y calles adyacentes. Ya estos grupos a veces prefieren quedarse aquí, para mi gusto una movida más sana que la de la Punta San Felipe. Del casco antiguo también merece la pena pasar una noche en los bares de la zona del Pópulo, como por ejemplo el Pay-Pay, un local donde, además de una copa, se pueden ver por lo general actuaciones en directo.

En verano la noche tiene su lugar especial en la zona del Paseo Marítimo, sobre todo en las calles Muñoz Arenillas y la Glorieta Ingeniero de la Cierva, donde abundan los pubs y bares de copas. Hay locales de todo tipo, tanto para jóvenes como gente mayor.

– CÓMO LLEGAR

A Cádiz se puede llegar de múltiples maneras. El aeropuerto más cercano es el de La Parra, en Jerez de la Frontera. Desde él se puede tomar un autobús directo hasta Cádiz, con un trayecto de unos 45 minutos, o bien se puede tomar un autobús o un taxi hasta Jerez, y desde allí tomar el tren hasta Cádiz. Desde Jerez a Cádiz, en tren, se tarda 55 minutos.

Otras posibilidades para llegar a Cádiz son el propio tren desde cualquier otro punto de España, especialmente desde Madrid, que tiene dos trenes Altaria diarios con la capital gaditana. En autobús también hay servicios que enlazan con diferentes puntos de la geografía española. Tanto la estación de autobuses como la estación de tren se hallan a cinco minutos a pie del centro de la ciudad.

– ALOJAMIENTOS EN CADIZ

Tenéis información y podéis reservar en: Hoteles en Cadiz

– TRANSPORTES EN CÁDIZ

La ciudad de Cádiz se puede recorrer perfectamente a pie, sobre todo el centro histórico. Además, os aviso desde ya que es materialmente imposible entrar en el casco antiguo en coche, tanto por la estrechez de sus calles, muchas de ellas peatonales, como por la imposibilidad de encontrar aparcamiento. Además, si os alojáis en algún hotel del centro histórico, no os hará falta usar ningún transporte público.

Otra cosa es si vuestro alojamiento se halla extramuros. La mejor manera de acceder a los puntos turísticos de interés esa a través de los autobuses urbanos. También por medio del tren se puede llegar desde el centro histórico a las playas de extramuros y el paseo marítimo.

– OFERTAS DE VIAJES

– ARTÍCULOS RELACIONADOS CON CÁDIZ

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cadiz Capital



Deja tu comentario