Caños de Meca, un paraíso en la Costa de la Luz

Caños de Meca

¿Quién no ha oído hablar, cuando viene a la provincia de Cádiz, de la zona de Caños de Meca?. Sobre todo, y en especial, en estas fechas que se nos acercan poco a poco. Sol, playas, un ambiente maravilloso y una noche animada y espectacular. Caños de Meca está lleno de hippies y surfistas, gente joven, personas de todos los niveles que llegan hasta aquí con la sana intención de pasar un día relajado en uno de sus hoteles con spa, o bien de disfrutar de una fiesta a lo grande.

Los surfistas y los amantes de las playas vienen hasta Caños de Meca desde todos los rincones del mundo podríamos decir. Aquí disfrutarán del buen tiempo, el viento y las olas. El paisaje es abrupto, totalmente virgen. Os puedo asegurar que es impresionante, con hermosas playas como la de Zahora, fascinantes acantilados y frondosos pinos a su alrededor.

Es una zona muy conocida sobre todo por los amantes del windsurf. Incluso durante los meses de invierno las condiciones son fantásticas para la práctica de este deporte, También son muy populares aquí el buceo y la pesca, ya que hay una gran cantidad de especies marinas: cangrejos, calamares, sepias, medusas y morenas. En la punta del Cabo de Trafalgar hay un enorme faro, último testigo que queda en pie de la famosa Batalla de Trafalgar que tuvo lugar muy cerca de aquí.

Las playas de Caños de Meca son asombrosas. Se trata de enormes alfombras de arena blanca y fina, con el telón de fonod de las aguas verde y azules del mar. Cada playa tiene su propio carácter y personalidad. Incluso durante los meses de verano hay lugares aislados que encontrar, algo que sí suele ser muy habitual durante el invierno. Podemos destacar la playa del Pirata, o la de la Curva, la playa de Zahora y muchas otras pequeñas calas, algunas de ellas nudistas.

Hay muchos hoteles y pequeños apartamentos que se pueden encontrar en esta zona, muchos de ellos con acceso directo a la playa. La zona del Faro de Trafalgar es un área de playa muy grande, ya que alcanza desde el Faro hasta casi Chiclana. Las puestas de sol que se pueden ver desde aquí son irrepetibles.

Eso sí, ojo porque hay mareas y corrientes muy fuertes, sobre todo en la zona que rodea al faro. Los fondos marinos y los acantilados crean remolinos y turbulencias que pueden resultar fatales para los que os metáis a nadar por aquí o para hacer submarinismo.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Barbate



Deja tu comentario