La Ruta del Río San Pedro y los Toruños

Pinares de la Algaida

Volvemos a irnos hoy de ruta, aprovechando que han subido un poquito más las temperaturas y el frío nos da una tregua. Hoy os proponemos una ruta sencilla, totalmente plana, de unos 9 kilómetros más o menos, que bien podéis hacer a pie o en bici, según gustéis. Algunos la escogen incluso para hacer footing, y así disfrutar de las aves y plantas que encontraremos a nuestro paso, o también, si os gusta el piragüismo, es un lugar ideal.

Esta ruta por el Río San Pedro y los Toruños comienza en la Venta el Macka, cerca de Valdelagrana, en el Puerto de Santa María. Podemos dejar nuestro coche en la misma venta. Desde allí la ruta es sencillísma ya que siempre tenemos que seguir el sendero, con el río San Pedro a nuestra derecha.

La primera curiosidad que os llegará será el sonido, si prestáis atención, de un leve crujido. No os asustéis, sobre todo cuando miréis hacia la orilla y os déis cuenta que se trata de cientos de pequeños cangrejos que viven en las orillas de las marismas. La presencia de estos cangrejos y otros pequeños crustáceos atrae a muchas aves, como gaviotas y garzas.

El sendero nos llevará hasta las traviesas de un antiguo ferrocarril, desde el que podremos contemplar varias calas y ensenadas. Cuidado al cruzar las traviesas, que con el tiempo están ya bastante desiguales, y más de uno se ha ido al suelo por confiarse demasiado.

Después os recomendaría fijaros en la vegetación del lugar, que crece gracias a la salinidad del suelo y la frecuencia con la que a esta tierra la cubre la marea. Podéis tomar el tiempo que queráis para adentraros en el hermoso Pinar de la Algaida, donde los pinos se confunden con las zancudas, las retamas, los mirlos, los pinzones y los petirrojos. E incluso, si tenéis suerte, la posibilidad de ver una colonia de conejos.

Justo a la derecha de un puente hay una pequeña torre de madera, desde la que ver el camino, y un poco más allá, el camino de regreso hasta la Venta el Macka.

Os aconsejaría ropa cómoda, botas, y cómo no, llevar algo de bebidas. No os adentréis demasiado por la vegetación que hay junto a la orilla, ya que nunca se sabe si podéis meteros directamente en alguna zona pantanosa. Sólo hace falta seguir el camino, y la señalización siempre del río San Pedro a nuestra derecha. Es el mejor indicativo para no perderse en ningún momento.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Puerto de Santa Maria, Rutas Turísticas



Comentarios (1)

  1. Pedro dice:

    Yo me metí por una de las zonas pantanosas que menciona el texto éste. Me metí río arriba por el Río San Pedro, desde la Playa hacia arriba. Para mi sorpresa, todo era sólido hasta una parte que se nos metieron los pies hasta las rodillas. Todo un show, ya que toda la tierra estaba llena de cangrejos como un puño; enormes.

    Tened cuidado.

Deja tu comentario