Cadiz, cuna de la libertad

Vista de Cádiz en el siglo XVIII

Hoy en día muchos no saben que la ciudad de Cádiz se convirtió a finales del siglo XVIII y principios del XIX en una de las ciudades más importantes de España. La práctica totalidad de los grandes acontecimientos de la nación tenían que ver con la denominada Tacita de Plata. El inicio de la modernidad supuso el despegue definitivo de una ciudad llamada a ser, con el paso de los siglos, cuna y referente de la libertad.

Desde el descubrimiento de América, y debido a su situación geográfica, Cádiz pronto pasó a ocupar un lugar destacado en la Corte. Desde su puerto parten además navíos que exploran el archipiélago de las Canarias, y desde aquí embarca Colón rumbo a su segundo y cuarto viaje hacia América. Pero, esta eclosión trajo como consecuencia el hecho de que, al convertirse Cádiz en una vía importante de comercio, los ataques, fundamentalmente de piratas musulmanes, se multiplicaran ostensiblemente.

No sólo piratas musulmanes ponían cerco a la ciudad. El famoso pirata inglés Francis Drake asaltó el puerto gaditano en 1587, y, como venganza a la Armada Invencible de Felipe II, una flota angloholandesa asaltó e incendió Cádiz en 1588. Tropas inglesas fueron sucesivamente atacando la ciudad, hasta hacerse con Gibraltar. De ahí que el comercio con América se trasladara a la ciudad de Sevilla. Aún así, la dificultad de los barcos para subir el Guadalquivir hasta la ciudad hispalense, provocó que en 1717, Cádiz volviera a convertirse en la principal ruta marítima del sur de Europa.

Cádiz se convertía pues en una ciudad cosmopolita. Personas de todas partes de Europa y América vivían en sus calles. Los negocios y la riqueza llegaban enormemente a la ciudad. Cádiz ascendió hasta la friolera de 70.000 habitantes, cuando doscientos años antes, apenas contaba con 1000. Esta riqueza propició que se levantara un recinto amurallado, una nueva catedral y grandes casas y palacios que embellecieron notablemente el centro histórico.

La Constitución de 1812

Cádiz era conocida en toda Europa y allende los mares. Así es como entra en el siglo XIX, un siglo lleno de contrastes que comienza fatal para los intereses españoles: en 1805 tiene lugar en las costas gaditanas la terrible batalla de Trafalgar en la que los ingleses vencieron a la flota hispano-francesa. La toma de Cádiz no se produjo gracias a la heroica resistencia de sus habitantes, que lucharon con denuedo.

Peor se pusieron las cosas cuando, en 1808, Napoléon invade el país. Los franceses mantuvieron cercada la ciudad desde febrero de 1810 hasta agosto de 1812. Napoléon veía fundamental la toma de la ciudad para la caída de España. Numerosas bombas caían, con las que las gaditanas, como afirmaba la copla popular de entonces, se hacían tirabuzones. Aún así, los franceses, cansados del asedio, tuvieron que retirarse sin poder tomar la ciudad. Una vez más, Cádiz resistía el embate del enemigo.

Esta defensa numantina provocó que se eligiera la ciudad como sede para redactar la primera constitución española. El 19 de marzo de 1812, en el Oratorio de San Felipe Neri, se redactó la Constitución de 1812, más popularmente conocida como la Pepa. Es el momento cumbre de la ciudad. Cádiz se convierte en el punto de referencia de la sociedad española. Desde entonces, y hasta hoy, la ciudad gaditana sigue llamándose como ninguna cuna de la libertad.

Imprimir

Categorias: Cadiz Capital



Comentarios (2)

  1. Cañailla dice:

    Por que no nombrar en el articulo que si Cadiz no fue invadida por los franceses fue gracias a la gente de San Fernando? Otra cosa, el gobierno se proclamo en el Teatro de las Cortes, posteriormente se traslado a Cadiz, por que estaba mas escondida y alli se vivia mas seguro, pero como siempre uno de Cadiz solo habla de Cadiz, peor que los sevillanos con Sevilla, al final todos los de capital sois iguales…

  2. Jose Manuel Vargas dice:

    Hola amiga cañaílla !!!

    A ver, no malinterpretemos las cosas. En primer lugar, el blog es de toda la provincia de Cádiz. Como comprobarás, también hay muchas cosas de San Fernando en la sección correspondiente, incluso muchas más que otras ciudades de la provincia, la verdad. Ah !! y por cierto, no creas que el que escribe el blog es de la capital…

    Un saludo, y gracias por leernos !!!

Deja tu comentario