La gastronomía de la provincia de Cádiz

Costa de Cadiz

No os podéis ni imaginar los encantos que guarda la gastronomía gaditana. Cada ciudad, cada pequeño punto de nuestra provincia, tiene su maravilla particular con la que disfrutaréis y pediréis sin duda la receta o el secreto más íntimo de realización.

Hoy aquí os intentaremos traer lo más imprescindible que debéis pedir si os acercáis hasta cualquier rincón de nuestra provincia, porque por pedir, podríamos pedir hasta el cielo, que seguro que os lo sirven.

Uno de los productos estrella de Cádiz es el marisco, y dentro de él, el langostino. Aunque también existe una maravillosa cohorte formada por gambas, quisquillas, bocas de la isla o los camarones. El marisco se come sobre todo cocido, o bien solo, o bien preparado en una serie de platos, como el arroz con langostinos, o la tortillita de camarones, ideal para un aperitivo antes de los platos fuertes. La tortillita de camarones se hace con harina de trigo y harina de garbanzos, además de los camarones, y no lleva huevo.

Tortillitas de Camarones

Tortillitas de Camarones

El pescado gaditano es otra de las maravillosas alternativas de nuestra gastronomía. Entre ellos destacan los pescados de estero, que se crían en balsas marinas preparadas por los pescadores. Allí se cuidan los lenguados, las lisas, doradas, róbalos, lubinas y anguilas.

De la capital son famosas las caballas caleteras, que se capturan en la Playa de la Caleta. Asadas a la brasa, y con un picadillo de tomate, no os quiero ni contar cómo están. Otro plato sabrosísimo es la urta a la roteña y la urta al brandy.

Pesca�to Frito

Pescaíto Frito

Otro pescado muy solicitado es el atún de almadraba. Se puede preparar encebollado, a la caldereta, a la plancha, en ensalada, en hojaldre, en albóndigas y hasta en paté. También os podéis pedir el cazón, con el que se hace el plato del bienmesabe, tiritas de pescado crudo condimentado con vinagre, aunque también se puede preparar en adobo. Pero quizás la forma de preparación más exquisita del pescado en la provincia es el del típico pescaíto frito.

Del mar también se extraen las cañaíllas, una especie de caracol con afiladas púas en la concha, de cuyas branquias, como curiosidad, extraían los fenicios el tinte púrpura. Probad si podéis asimismo los erizos de mar, o las ortiguillas, un alga preciosa que, a pesar de su aspecto, como el de los erizos, no os asustéis, está riquísima.

Pero Cádiz no sólo vive del mar, por supuesto. En el interior de la provincia se lleva mucho la famosa berza, un cocido cuyas verduras acostumbran a ser silvestres, como las tagarninas y los cardillos. Sin duda, no dejéis tampoco de pedir, al menos una tapita, el ajo caliente, el caldillo de perro y la sopa de gato que, aunque sus nombres no os inviten mucho a la degustación, son caldos exquisitos cuyos orígenes se remontan al siglo XVI.

Dulces de Cádiz

Dulces de Cádiz

De la huerta gaditana pasamos a la carne. En primer lugar os traemos a la mesa la de retinto, ese maravilloso buey que se cría en la comarca de la Janda. Luego, si queréis, pasáis a la de cerdo o a la de cordero, que os llegará directamente de los parques naturales de los Alcornocales y de Grazalema.

Y para acompañar todo esto que os decimos, como no podía ser otro en esta provincia, un buen vino. Porque aquí los vinos no son sólo vinos, sino que llevan desde siempre el distintivo de buenos vinos. El vino de Jerez en sus distintas variedades, Pedro Ximenez, fino, dulce, oloroso, y la manzanilla de Sanlúcar de Barrameda, el mejor acompañante para el pescaíto frito, sobre todo en la zona de Bonanza, en la desembocadura del río Guadalquivir. Os lo recomiendo personalmente.

Si queréis terminar vuestra degustación como Dios y Cádiz mandan, probad los turrones de Cádiz, una especie de mazapán con fruta escarchada y cabello dé ángel. También las delicias de Cádiz, unos pequeños dulces elaborados con una masa de almendras, o los huesos de santo, que las confiterías ponen a la venta alrededor del uno de noviembre, día de Todos los Santos. Y para terminar, dirigíos a Medina Sidonia, lugar donde, para mi gusto, se realizan los mejores dulces y postres de la provincia. Allí, en cualquier confitería, en cualquier pastelería, encontraréis el punto dulce y final a vuestro recorrido por la gastronomía gaditana.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomía



Comentarios (1)

  1. PERICO dice:

    yo recomiendo en cadiz capital en la calle de la palma el bar la palma , hay podeis comer un buen pescado , os lo garantizo.

Deja tu comentario