El Parque Natural de los Alcornocales

El Parque Natural de los Alcornocales, con una superficie aproximada de 170.000 hectáreas, está situado en el extremo occidental de la Cordillera Bética, siendo el tercero en extensión de los espacios naturales protegidos existentes en toda Andalucía. Pertenece a la provincia de Cádiz, excepto su borde nororiental, ubicado en la provincia de Málaga. Desde 1989 es declarado Parque Natural.

Parque Natural de los Alcornocales

Uno de los arroyos del Parque Natural de los Alcornocales

Comprende los municipios de Alcalá de los Gazules, Algar, Algeciras, Arcos de la Frontera, Benalup, Benaocaz, Castellar de la Frontera, El Bosque, Jerez de la Frontera, Jimena, Los Barrios, Medina Sidonia, Prado del Rey, San José del Valle, Tarifa, Ubrique y Cortes de la Frontera.

La comunidad vegetal más representada es el alcornocal. Aunque también existen otros ejemplares vegetales como el quejigal, el matorral de brezos, jaras, robledilla y brecina que dominan las laderas. En los terrenos calizos que tiene el parque se observan aulagas, majoletos, encinas y quejigos. Y en los cursos bajos de los ríos que recorren el Parque nos hallamos con bosques de galería de fresnos, olmos o tarajes.

Pero, hay una vegetación característica y única en Europa que define al Parque Natural de los Alcornocales. Se trata de los canutos, un bosque de ribera peculiar de estas sierras, que está representado por las angostas vaguadas de las cabeceras de los arroyos serranos junto a la vegetación.

La Ruta de los Alcornoques

La Ruta de los Alcornoques

Con respecto a la fauna, destaca el corzo y el ciervo entre los herbívoros, o el zorro, la gineta, el tejón y la comadreja entre los carnívoros. En los ríos, la nutria sigue desempeñando un papel destacado, junto al barbo, la boga o la anguila. Entre las rapaces del Parque Natural destacan las águilas calzadas y culebreras, junto a las perdiceras, además de los gavilanes, azores, ratoneros, cernícalos, alimoches y halcones peregrinos. Y sobre todo, los buitres, que aunque no son muy numerosos en este parque, se trata de una especie muy respetada y cuidada en este espacio serrano.

En el parque también tenemos la posibilidad de visitar sus cuevas kársticas, que sirven de cobijo para once especies de murciélagos cavernícolas. Bajo las piedras, entre el matorral o refugiadas en el frescor de los arroyos, se cuentan hasta diez especies de anfibios y veinte de reptiles. También se pueden practicar deportes como son la escalada y el piragüismo.

Un lugar único en nuestra provincia y que ni muchísimo menos debéis dejar atrás en vuestra visita a Cádiz.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Parques Naturales



Comentarios (1)

  1. Azucena dice:

    Soy Azucena, de San Fernando. Me encanta vuestra página web.

    En la siguiente dirección, por si a alguien le es de utilidad hay información sobre los parques naturales de Andalucía, senderos, etc…

    http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/ventanadelvisitante

Deja tu comentario