Tarifa, el imperio del windsurf

Tarifa es un pequeño pueblo pesquero de apenas 17.000 habitantes, situado a tan sólo 14 kilómetros de Marruecos. Este pequeño pueblo de la costa gaditana, que recibe una media de 100.000 turistas cada verano, cuenta con 35 kilómetros de costa, playas y calas donde descansar tranquilamente, con preciosas vistas a África.

Kitesurf en Tarifa

Kitesurf en Tarifa

Los surferos fueron los primeros en descubrir este maravilloso sitio donde practicar windsurf allá por la década de los 70. Muchos de ellos, atraídos por la magia del lugar, se quedaron a vivir para siempre en el pueblo y montaron sus escuelas de surf y vela. En una de sus playas más famosas y bellas, la de Valdevaqueros, de arena muy fina y aguas cristalinas, es muy frecuente cada día ver surfistas practicando este deporte.

Desde muy temprano los amantes del surf se dan cita en las playas. Sus velas de colores son referente de la persona que llega a Tarifa. Las cometas de kitesurf son la última forma de navegar sobre tabla que arrasa en Tarifa. Vuelan al ritmo que marcan sus habilidosos patrones. A partir de las cinco de la tarde, varios chill out al aire libre, como Tres Mares y Explora, situados en las inmediaciones de la playa de Valdevaqueros, se llenan de gente joven que espera la llegada del atardecer, un momento mágico para disfrutar en la playa.

Baelo Claudia

Ruinas de Baelo Claudia en la playa de Bolonia

Tarifa es un lugar donde se puede practicar surf entre octubre y mayo en determinados días. Durante más de 300 días al año tiene buenas condiciones para la práctica del kitesurf y del windsurf, con olas, sin olas, con levante, con poniente. Tarifa es la meca del viento y de los deportes acuáticos. Si descubrís que vuestra pasión es surcar las olas con una vela o volar a merced de una cometa, en Tarifa podéis encontrar cursos para iniciaros en la práctica de estos deportes.

Pero si lo que queréis es disfrutar de unos días de relax en la playa y hacer excursiones, podéis acercaros a la playa de Bolonia, más resguardada del viento. En este entorno, en los días claros, se divisa al horizonte la costa africana. También podéis practicar aquí el nudismo, en alguna de sus calas, o visitar las ruinas romanas de Baelo Claudia, que datan del siglo I a.C, ciudad romana que se dedicaba a la fabricación y comercialización de salazones de atún.

Desde el puerto de Tarifa también salen a diario barcos que ofrecen una ruta por alta mar para ver los cetáceos que cruzan el Estrecho y ferrys a Tánger, la puerta de Marruecos, ideal para perderse por sus bazares. Tarifa es sin duda uno de los destinos más completos que puedan encontrarse y de los más solicitados.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pueblos de Cadiz, Tarifa



Deja tu comentario